ARPAS ANTIGUAS DE ESPAÑA

PEDRO LLOPIS ARENY - JUANA Mª DELGADO BELLO
CONSTRUCTOR EMÉRITO

EN

SANTA CRUZ DE TENERIFE - ISLAS CANARIAS - ESPAÑA


ARPAS HISTÓRICAS DE COLOMBIA

Colombia es otro de los países Hispanoamericanos, en los que si bien el arpa no es su instrumento emblemático, si ha sabido mantener su utilización en el tiempo. A juzgar tanto por la Música, como por los magníficos ejemplares que se conservan de la época colonial, no se puede dudar acerca del papel que desempeñaron durante la existencia del Virreinato de Nueva Granada y de la Provincia Jesuita de Maynas, cuyos limites compartió con la actual Venezuela por el Norte y Ecuador por el Sur.

Así como cuando hablamos de Bolivia, distinguimos perfectamente el Arpa Colonial de la Misional, no aparecen aquí tan claras estas diferencias, de modo que cabe pensar que estos instrumentos se construyeron en principio en el Virreinato, para ser transportados posteriormente al territorio misional, donde se utilizaban como instrumento de culto e instrucción.

En cuanto a los distintos tipos de arpas que esperamos encontrar en el Virreinato de Nueva Granada, nos remitimos a lo dicho para el de Perú, es decir: Coloniales “Oficiales”, Coloniales "Populares" y porque no, Misionales de la Provincia Jesuítica de Maynas. Finalmente, si ello fuera cierto, quedaría pues por dilucidar, si el Arpa Llanera procede de la Colonial o de la Misional, como es nuestra teoría para el Arpa Paraguaya.

En espera de nuevas investigaciones y aportaciones que puedan enriquecer esta hoja dedicada a Colombia, no queremos terminarla sin añadirle la colaboración que viene de la mano y cedida por nuestro colega Francés, el Arquitecto y Constructor de Arpas, Yves d’Arcizas, del Arpa de Tópaga que en los primeros años de los noventa, estudió y construyo una copia, recuperándola para la ejecución musical.



ARPA COLONIAL DE TÓPAGA.-

Constituye uno de los tantos magníficos ejemplares de Arpa Colonial Barroca existentes en Colombia, en la que llaman principalmente la atención, las filigranas de los trabajos de talla de la madera, empleada en la construcción de su clavijero y columna, cuyo apoyo en la base inferior se efectúa sobre la tapa armónica mediante un pie, también profusamente tallado.

A pesar del deterioro con que aparece en la fotografía de su original y como consecuencia del detallado estudio al que fue sometida por Yves d'Arcizas, pudo deducir la información necesaria que le permitiera construir una copia bajo su acertada interpretación, resultando una tapa armónica en la que se disponen, centrados a su eje de simetría, 29 orificios de encordadura protegidos con lañas de hierro y repartidos asimétricamente a ambos lados de ella, cuatro oídos circulares de tamaños diferentes, una de las formas más comunes para este elemento en las Arpas Coloniales.

El resto del instrumento, cumple fielmente con la tradición de construcción española en el tratamiento de las uniones, puentes y molduras. Su cóncavo, ya está aquí compuesto por cinco costillas, otro elemento constructivo de aportación Colonial que la diferencian de las Españolas, en las que su número es siempre de siete. La proporción sonora en que fue diseñada, sin determinar pero estilizada y las 29 cuerdas de que está dotada, como si de un Arpa Barroca Española de "Un Orden" se tratara, abarcando poco mas de cuatro octavas, definen su ascendencia primera. El instrumento original conserva restos de haber sido policromado, algo que en España nunca se utilizó en la construcción de esta clase de instrumentos que fueron siempre barnizados.

El estilo del conjunto, mas parece proceder de una Escuela de Imaginería que del taller de un Violero, lo que da idea de la delicadeza del gusto, imaginación y trabajo con que fue concebida. Lamentablemente, carece de marcas de autor que pudieran facilitarnos mas información sobre ella.



Pedro Llopis Areny. Constructor de Arpas. Noviembre 2004

Fondo fijo: Catedral de Bogotá.